Historias de la ciudad


Gilberto se reunió con un grupo de amigos a beber cerveza en la vía pública, sin considerar que eso es una falta administrativa, y generándose un problema mayor al oponerse a que la Policía los detuviera.

La Ley de Cultura Cívica indica en su artículo 25 que alcoholizarse o drogarse, es una falta que se sanciona con arresto o multa.

La tarde en que Gilberto celebraba que había ganado un partido de fútbol callejero, comenzó a ingerir cervezas con sus amigos, sentados en las banquetas, hasta que uno de ellos se alejó a orinar en un árbol de  una esquina.

La escena del sujeto orinando llamó la atención de unos patrulleros que pasaban por la zona, y quienes fueron a detenerlo.

Gilberto y sus amigos, ya en estado etílico, intentaron impedir la labor policial, pero sólo ocasionaron que llegaran refuerzos para aprehenderlos, a todos.

Fueron llevados a un Ministerio Público, acusados del delito de resistencia a particulares, por lo que enfrentaron un juicio en el que fueron encontrados responsables, situación que les generó antecedentes penales.

Los tres hechos eran sancionables: emborracharse en la calle y orinar en la vía pública, son faltas administrativas, y el resistirse al arresto es un delito que se paga con cárcel o una caución que es una cantidad monetaria mayor.

Por eso recuerda que si quieres tomarte unas copas, debe ser dentro de un establecimiento legal o domicilio particular, y evita que un momento agradable se convierta en algo desagradable, como en el caso de Gilberto.


Lo que dice la normatividad:

Artículo 25 de Ley de Cultura Cívica, considera infracciones contra la seguridad ciudadana:

Fracción V. Ingerir bebidas alcohólicas en lugares públicos no autorizados o consumir, ingerir, inhalar o aspirar estupefacientes, psicotrópicos, enervantes o sustancias tóxicas, en lugares públicos, independientemente de los delitos en que se incurra por la posesión de los estupefacientes, psicotrópicos, enervantes o sustancias toxicas.

La sanción es una multa equivalente de 21 a 30 días de salario mínimo o con arresto de 25 a 36 horas.


Testimonios