Nuevo Sistema Acusatorio en la Ciudad de México


A partir de este año, la Ciudad de México cuenta con un nuevo modelo para impartir justicia, en el que se da prioridad a la reparación de daño a la víctima y se evita el encarcelamiento de personas acusadas de delitos no graves.

El modelo penal en la primera etapa entró en vigor sólo para los delitos de querella o culposos, es decir aquellos que requieran de una denuncia, que no sean graves y cuya penalidad no rebase los cinco años de prisión.

 

Mediación y reparación del daño

En esos casos, siempre y cuando el acusado no cuente con antecedentes penales, se podrá hacer uso de un servicio gratuito de mediación, encausado a priorizar la reparación de daño a la víctima.

Lo anterior, permitirá que el detenido no sea llevado a prisión preventiva, siempre y cuando se trate de un delito cometido sin violencia -física o psicológica o de cualquier otro tipo-, que sea de cuantía menor y repare el daño con inmediatez.

 

Reincidencia

En caso de que la persona vuelva a reincidir en un delito ya no accederá al sistema de mediación o de aplicación de un criterio de oportunidad, y será encarcelado, explicó el coordinador del IFP, área encargada de formar a los elementos de la Policía de Investigación, peritos y Ministerios Públicos del Distrito Federal.

Con el nuevo sistema también se despresuriza la labor del Ministerio Público, para que pueda centrarse en la investigación, persecución y castigo de delitos graves, como lo son: violación, secuestro, homicidio, narcomenudeo y trata de personas.

 

Mayor eficiencia del sistema de justicia

“Parte de este sistema novedoso, es que en estos casos menores, lo que vamos a buscar es la reparación inmediata del daño y no desgastar a la víctima, ni utilizar a las instituciones en juicios que podrían prolongarse en el curso del tiempo. Si una persona lamentablemente cometió un delito menor sabemos bien que hay un riesgo de la contaminación delictiva en prisión, por eso es bien importante este nuevo esquema”, resalta el coordinador.

 

Cambios en el sistema

-Las personas que cometan delito no grave –sin violencia- por única vez podrán acceder al servicio de mediación para no ir a prisión preventiva, previa reparación de daño a la víctima.

-Para despresurizar la labor del Ministerio Público cuenta con  20 Módulos de Atención Oportuna (MAO) que ubicados en las 16 delegaciones, los cuales serán el primer contacto con la población, para orientarla y determinar si la denuncia que se quiere iniciar, es competencia de esa autoridad, o de alguna otra.

-A los detenidos acusados de delitos menores, que no sean capaces de llegar a un acuerdo con la víctima, se les abrirá una carpeta de investigación –lo que antes se conocía como averiguación previa- integrada con pruebas de su posible culpabilidad.

-En caso de tener evidencias suficientes del delito, se les iniciará un proceso o juicio de tipo oral, siempre con la presencia de un Juez, en audiencias públicas y transparentes.

Para mayor información sobre la implementación de la Nueva Reforma Penal se puede consultar la página: http://www.justiciapenal.cdmx.gob.mx/

FOTOS. Reuniones de coordinación institucional que se llevaron a cabo en las 16 demarcaciones en el marco de la implementación del Nuevo Sistema Acusatorio, en las cuales participaron los integrantes de los Gabinetes Delegacionales de Seguridad Pública y Procuración de Justicia.

 

 


Testimonios